El riesgo del inmovilismo

Cuando el alma azorada por el viento de la desazón se siente inestable y delicada las bases de tu mundo se tambalean, todo parece efímero, todo parece extraño y nada seguro. ¿Qué podemos hacer cuando la tempestad acecha el corazón, qué cuando la cabeza turbia y las manos atadas impiden que actuemos acertadamente? A veces esperar puede parecer sensato, pero la zozobra puede acabar por hundir el barco, ¿debemos actuar entonces?

Muchas veces le asaltan a uno las dudas, de cualquier tipo y sobre cualquier cosa, está en nuestra condición. Puede ocurrir que nos veamos ante una situación inesperada, o que frente a una situación esperada encontremos sorpresas imprevistas. Todo parece resquebrajarse bajo nuestros pies y la cara de gilipollas no nos la puede quitar nadie. En estos casos hay quienes intentan forjar un caparazón a su alrededor y aguantar, luego están los que intentan evitar el chaparrón y se lanzan hacia adelante, hacia lo desconocido.

Después de toda tormenta viene la calma, pero quién sabe cómo se encontrará el barco cuando esta haya pasado, o quién sabe si intentando huir de ella no entraremos en aguas aún más peligrosas. Eterna dicotomía entre el permanecer o continuar, entre el quedarse o el avanzar, aguantar o evolucionar. ¿Qué canciones traerán los vientos futuros? Sólo sé que en ocasiones uno aguarda con anhelo escuchar aquellas melodías que aún están por llegar, y sé que deseoso de que así sea, uno las imagina dulces y armónicas.

Lánzate, búscalas y quizás no las encuentres. Quédate y jamás las encontrarás.

Anuncios

Aquí para opinar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s