Memento Mori

Me acecha este pensamiento durante noches castigadas por la soledad, esas noches en las que abstractas ideas cruzan mi mente cual cometas.

Y como la pescadilla/pesadilla que gira y gira, esta idea que de sobresalto me asalta para sobresaltarme e impedirme conciliar el sueño no hace si no avivar esos pensamientos abstractos, distantes pero tangibles.

Se trata de esta fugaz realidad, de esta fugacidad espontánea de la que sólo nosotros somos plenamente conscientes. Se trata de un frío repentino en la espalda y un temblor en mi yo más profundo.

Es entonces, cuando me alcanza esa idea de transitoriedad, milésimas después de este terremoto en mi interior, mis sentidos reciben una descarga de adrenalina; y es la incapacidad de sobrepasar esa barrera lo que me atormenta.

Es el saber que tras esa barrera se esconde la nada, la más absoluta, incomprensible, irracional y abstracta nada; algo completamente fuera de lugar en nuestro mundo banal y superficial, una nada de la que algunos se han enriquecido pero que nadie puede esquivar.

Curioso que lo más cierto y seguro que hay en esta vida sea su final.

Anuncios

Aquí para opinar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s