Llegan las Águilas

Participé en un concurso literario donde las reglas eran ambientar una historia de miedo en Cartagena. Ese es el reto que afronté con “Llegan las Águilas”, un relato donde se refleja la esencia de un asedio, o de lo que pudo ser el asedio y asalto que las legiones romanas sometieron a la ciudad de Qart-Hadash (Cartagena).

Hubo un tiempo en el que osamos alzar nuestras armas contra las Águilas. Marchamos hasta sus puertas y amedrentamos a su población, pero nunca conseguimos la victoria definitiva. Ahora el fuego corre hacia nuestras tierras y las Águilas devoran todo en un avance inexorable. Ya vienen…

Retumban las cornetas, gritos desde las almenas y toda Cartagena entra en caos. La bahía se ha llenado de velas oscuras y nuestras murallas están rodeadas por sus estandartes. ¿Podremos contenerles? Fuego, una lluvia fulgurante inunda la ciudad en una luz corrosiva que ensombrece nuestros corazones. Madera contra madera en nuestras puertas y madera sobre madera hacia nuestros muros. Metal contra metal por todo el perímetro. Sangre por doquier. Una sinfonía de alaridos estremecedores pone la banda sonora.

Las Águilas aniquilaron a nuestros hombres en combate y ahora tan solo la carne fresca de nuestras mujeres, de nuestros hijos y de nuestros mayores se interpone entre sus legiones y su objetivo. Temed a las Águilas, pues están hambrientas y han venido para quedarse.

Anuncios

2 Comments

Aquí para opinar:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s